El amigo gorrón

gorrones

En todo grupo de amigos siempre hay uno de ellos o ellas, que ríe, disfruta, come y bebe como los demás. Pero cuando llega la hora de hacerse cargo de la cuenta, nadie es capaz de encontrarle nunca.

Suelen ser aficionados a hablar alto en los bares, a corear a carcajadas cualquier ocurrencia y a sumarse con entusiasmo a cualquier queja o lamento que aparezca en la conversación.
Acostumbran a desarrollar a similares capacidades tanto para escaquearse de pagar, como de caer simpáticos a una mayoría suficiente para no verse expulsados del grupo.
Mucho más dedicados a buscar o inventarse desméritos ajenos, que a labrarse los propios, pagan muchas veces divulgando jugosos chismes las rondas que gorronean.
Arrastran su mezquina existencia, mendigando favores que nunca agradecen, porque consideran que siempre merecen más de lo que reciben
Desgraciadamente forman parte del paisaje y como la vida rara vez es justa, no suelen recibir el trato que se merecen.
En este banco, Banco Santander, como no podía ser menos, también existen, y publican circulares, que no por casualidad, titulan “A que precio”.
Así me voy más a gusto de vacaciones.
Josean Guerra
Delegado de CCOO en Banco Santander Euskadi
Anuncios

Un pensamiento en “El amigo gorrón

Deja un comentario si quieres

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s